Sólo se puede evolucionar si inviertes en evolución

OEC_1Esta semana, nos han brindado la oportunidad de hacer una entrevista sobre innovación en la industria española a dos bandas con Juan Prego, director de Actitud Creativa. Bajo el titular
“Innovación (bien entendida) como motor de recuperación de la industria española”, hemos compartido nuestra opinión y hemos valorado en qué punto se encuentra la innovación en nuestro país.

Para nosotros, la innovación es sinónimo de adaptación. Si no te adaptas a los cambios, es más, si no vas por delante de ellos, dejas de ser competitivo y al final desapareces del mercado. Innovar es calidad y superación constante, poder llegar a ser un referente en algo, es ofrecer prosperidad y progreso, es dar valor a nuestra empresa y, por supuesto, aunque muchas veces no de inmediato, mejorar la cuenta de resultados.

El error que cometen algunas empresas es pensar que la innovación sólo se vende bien si el producto es una novedad. La realidad es que la innovación es mucho más; es mejorar procesos internos de producción para ser más eficientes, mejorar la calidad del producto o los tiempos de trabajo, invertir en una buena estrategia de marketing o de logística y distribución, en la modernización de la información corporativa, la transparencia en la información de los productos, etc.

Existe un interés cada vez mayor por la innovación, aunque todavía queda mucho por hacer, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas. Estas compañías muchas veces no le dan la importancia que se merece, ya que consideran que son inversiones que no tienen un retorno inmediato y no ven clara la necesidad.

En el caso de las empresas certificadas por OEC, podemos decir que son compañías que apuestan de manera clara por la innovación en sus procesos de producción, así como en los diseños y en el desarrollo de nuevos productos, y eso nos enorgullece, y da idea del cambio de mentalidad que está experimentando nuestra industria. Son empresas que innovan y luchan cada día por ser mejores y más competitivas. Algunas de ellas son punteras en su sector y casi todas son ya capaces de exportar en un mercado, el internacional, muy competitivo y exigente. Innovando han conseguido salir al exterior y además consiguen ser referente en lo que hacen. España tiene mucho potencial que debe ser conocido y valorado.

Sólo se puede evolucionar si inviertes en evolución. Es imposible crear nuevos y buenos productos, o mejorar los existentes, o los procesos, o la simple imagen de marca, o la forma en la que los vendemos si no apostamos por la innovación y la mejora constante. Desde OEC promovemos y ayudamos a las empresas en ese proceso y, por supuesto, trabajamos para comunicar ese esfuerzo que muchas empresas certificadas realizan.

Javier García-Inés Alcalde, director ejecutivo en OEC

Vicente Ruiz Aguarón, director desarrollo corporativo en OEC

Deja un comentario