Lo que no vemos de un producto fabricado en España

Cada vez somos más los que miramos las etiquetas de los productos en busca de los ingredientes o materias primas, procedencia de los mismos, o el lugar de fabricación; pero hay que reconocer que aún no tenemos mucha costumbre de pararnos a mirar con detenimiento las etiquetas de lo que compramos.

faqDetrás de los productos que adquirimos hay una historia, una serie de factores y circunstancias que repercuten en la sociedad y la economía de los lugares por los que pasa ese producto hasta que llega a nuestras manos. ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar qué hay detrás de un producto fabricado en nuestro país?

Cuando hablamos de un producto -sea del sector que sea- producido en España, estamos hablando de empleo, inversión en I+D+i, impuestos que repercuten en beneficios para el país, un entorno regulado y estándares de calidad. Además de la confianza y seguridad que transmite al consumidor, desde el punto de vista social y económico esto quiere decir que el incremento de la producción de las empresas españolas que fabrican aquí, deriva en creación de puestos de trabajo y generación de riqueza. En muchas ocasiones se trata de Pymes que están haciendo un esfuerzo tremendo por salir adelante en la actual coyuntura económica.

Hace unos días, nos hacíamos eco en nuestro Twitter de una información de La Vanguardia que señalaba que la industria española había creado empleo en el mes de enero por primera vez desde 2010, lo que reforzaba la confianza en que la recuperación del sector podría estar en marcha. El diario destacaba que, según un estudio elaborado por la empresa Markit, la actividad del sector había alcanzado niveles máximos desde hace 41 meses, gracias al aumento del ritmo de la producción debido, especialmente, al incremento de las exportaciones. Según una de las conclusiones de los autores del estudio, la creación de empleo sugiere que las empresas tienen cierta confianza en que el aumento de trabajo se mantenga en el tiempo.

No hay duda de que es una buena señal y que parece indicar que poco a poco las empresas españolas están empezando a salir de una situación muy complicada, y la recuperación de estas empresas será parte muy importante de la recuperación del país. Por eso, los consumidores debemos ser conscientes de que cuando adquirimos un producto fabricado o producido en España estamos apostando por la creación de empleo, el crecimiento interno, la creación de riqueza y por el valor humano, cultural y social que genera una industria potente.

Porque, inevitablemente, un país que apuesta por su industria, apuesta por la innovación, por trabajadores cualificados y por una sociedad más preparada para competir y mejorar en un mundo tan globalizado como en el que vivimos. Desde OEC queremos que esos productos producidos en España sean fácilmente identificables por los consumidores, para que puedan valorar todo eso que no vemos de un producto fabricado o producido en España.
Javier García-Inés Alcalde, director ejecutivo en OEC
Vicente Ruiz Aguarón, director desarrollo corporativo en OEC

Comments (2)

  1. Tino López Responder

    Feb 20, 2014 at 20:33

    Buenas noches,

    Excelente post. Como bien indicáis en vuestro post, todos deberíamos tener en cuenta todo lo que conlleva comprar un producto fabricado íntegramente en España en materia de empleo y de creación de valor.

    Enhorabuena por vuestro proyecto. Saludos.

    Tino López, NoSoloEconomia.

    • Comunicación OEC Responder

      Feb 21, 2014 at 0:24

      Muchas gracias, Tino, por tu comentario y por haceros eco de nuestro proyecto.
      Un saludo de parte de todo el equipo OEC.

Deja un comentario